Cálices, copones, patenas / 1


Entre las cosas que se requieren para la celebración de la Misa merecen especial honor los vasos sagrados, y entre éstos, el cáliz y la patena, en los que se ofrecen, consagran y toman el vino y el pan (OGMR 327)
Los vasos sagrados que se destinan a contener el Cuerpo y la Sangre del Señor, como la patena, el copón, la píxide, el ostensorio o custodia y el cáliz, han de hacerse de materiales no frágiles e inalterables.
Los cálices deben tener la copa de tal material que no absorba los líquidos (Directorio litúrgico pastoral de España, n. 25).