Domus Dei


La Domus Dei p.d.d.m. es una empresa nacida en 1963 cuando el Espíritu que alentó el Concilio Vaticano II involucraba la Iglesia entera con la Reforma litúrgica en materia de arte y liturgia. Su actividad hoy abarca todo el campo artístico: desde la proyectación de nuevas iglesias, su reestructuración con la adecuación de los espacios litúrgicos, la realización de nuevas obras y la restauración de las presentes hasta abrazar todo el sector del arte monumental y ornamental. Se han realizado obras importantes por encargo de civiles.
En los talleres se crean vidrieras en vidrio soplado y en vidrio dalles; se realizan mosaicos; toman forma obras de fundición en bronce con la técnica de la ‘cera persa’ entre las cuales puertas, obras monumentales, estatuaria en general.
La empresa – convertida en el año 2007 en propiedad de la Congregación de las Pías Discípulas del Divino Maestro – tiene en su historia un fuerte curriculum de obras artísticas en los sectores de las vidrieras, del mosaico, en las obras monumentales en bronce y vetroresina, en la restauración.
El nivel cualitativo de la fundición en ‘cera persa’ ha ganado el aprecio de muchos entes públicos que han confiado importantes obras como el “Monumento ecuestre del Marco Aurelio” instalado en la plaza del Campidoglio en Roma, el “guerrero Sannita” para la ‘Sobreentendencia’ de Campobasso, el ejemplar de la “Majestad” para la Catedral de Orvieto, el “Carabinero a Caballo” para el Arma de los Carabineros en Roma, la estatua de “Nerón” para el Ayuntamiento de Anzio.
Empresa leader en el campo artístico que camina proyectada hacia el futuro con los pasos de la experiencia de un pasado madurado en las bodegas de un tiempo. Los antiguos trabajos de los maestros vidrieros, mosaiquistas, escultores y fundidores encuentran en la empresa el ambiente para crear obras de arte de todo tipo y dimensión. La antigua pasión se integra ahora con nuevas técnicas: adquiriendo así forma obras en vitro-resina y otros materiales que expresan del mejor modo el valor del artista. En la empresa la idea se convierte en obra maestra: artista y comitente caminan juntos recorriendo las varias etapas de la obra en una constante confrontación hasta la plena satisfacción de ambos. También el pasado encuentra aquí su espacio: un taller de restauración bien equipado da nueva vida y color a obras de todo material y época.